About Me

Plazos de prescripción de reclamaciones

El derecho del perjudicado a reclamar por los daños materiales ocasionados en un bien de su propiedad, o aquellos daños personales ocasionados como consecuencia de un hecho de la circulación, o un hecho amparado por una póliza de seguros que dé cobertura; tienen un plazo de prescripción determinado por ley.

¿Es frecuente que prescriban reclamaciones por no haberlas formulado en tiempo y forma?

No suele ser habitual, pero sí es frecuente que daños ocasionados a terceros prescriban sin haberse reclamado convenientemente, sobre todo, cuando hablamos de daños materiales. En el caso de daños corporales y lesiones, las prescripciones no suelen ser frecuentes, pues, tras la atención sanitaria, el propio centro hospitalario está obligado a informar al juzgado de guardia del hecho acontecido, por lo que, se inicia un procedimiento alternativo por el propio juzgado.


¿Qué hechos suelen ser frecuentes que prescriban?

Si hablamos de daños materiales, podemos poner un ejemplo sencillo: un camión frigorífico accede a las instalaciones de una empresa para recoger mercancía. En las maniobras de aproximación al muelle de carga o al almacén, el conductor del vehículo, comete un error en la maniobra y ocasiona daños materiales en un muro o en el propio muelle.

Parece increíble, pero es más común de lo que nos pensamos que este tipo de situaciones prescriban con facilidad. A veces, los daños son mínimos, la empresa perjudicada sigue con su actividad y pasan las semanas, los meses y el tiempo de prescripción.

Y cuando quieren reclamar los daños, ya el siniestro ha prescrito.

¿Qué plazos marca la ley para que unos daños prescriban?

Según nos indica el artículo 23 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, las acciones que se deriven del contrato de seguro prescribirán a los dos años en el seguro de daños y a los cinco años en el seguro de personas.

Para evitar la prescripción de cualquier hecho hay reclamar el mismo al responsable de manera fehaciente, es decir, mediante un medio que acredite que el causante o responsable ha sido debidamente informado. (burofax, burofax electrónico, carta certificada...).

Publicar un comentario

0 Comentarios