About Me

¿Hay un seguro para móviles caros de última generación? ¿Qué cubren?

El antes y el después

La tecnología ha avanzado tanto en los últimos años, que quienes peinamos ya algunas canas, estamos muy sorprendidos de lo que se ha llegado a conseguir en tan poco tiempo.

Aquellos primeros teléfonos móviles, que eran verdaderos ladrillos, marcaron un antes y un después en las comunicaciones, al poder realizar y recibir llamadas casi desde cualquier lugar.

Desde entonces ha avanzado mucho la tecnología de los terminales, y por supuesto, la cobertura mundial gracias a los acuerdos que mantienen los operadores.

Hemos pasado por diversas fases a lo largo de todo este tiempo, y la pauta la ha marcado siempre la tendencia. De esos teléfonos móviles poco ergonómicos, pesados y molestos, se desarrollaron móviles más pequeños, con pantallas luminosas, atractivos y prácticos teclados y con funciones cada vez más interesantes.

La moda y la tecnología hicieron que los móviles fueran cada vez más pequeños. Algunos casi diminutos, y otros con la posibilidad de abrir y cerrar la tapa.


Después surgió los SMS, luego la posibilidad de mandar más de un SMS cada vez. De ahí pasamos a los MMS capaces de adjuntar fotos a los mensajes.

La posibilidad de conectarse a Internet no fue inicialmente bien acogida por los usuarios, pues, por entonces no había una tarifa plana de datos y los recursos de los que disponían los terminales eran limitados.

Los avances tecnológicos hicieron posible que los teléfonos incorporasen pantallas cada vez más grandes y se inventasen nuevos usos y novedades.

En Octubre de 2003, cuatro entusiastas de las nuevas tecnologías, Andy Rubin, Rich Miner, Chris White y Nick Sears; fundan Android Inc. una empresa de software que pretendía desarrollar un sistama Linux para móviles.

Google la compraría en 2005, y dos años más tardes, el gigante americano impulsa la creación de la Open Handset Alliance, un conglomerado de fabricantes y desarrolladores de hardware, software y operadores de servicio.

La versión inicial de Android, Android 1.0 Apple Pie, estuvo disponible por primera vez en los teléfonos en 2008. Hoy en día, es el sistema operativo más utilizado del mundo. Su cuota de mercado supera el 80%, ahí es nada.

Estos teléfonos móviles supusieron un verdadero hito para la época, ya que, además de poder realizar llamadas, tenían muchas otras funcionalidades destacadas enfocadas a la red.

La nueva tecnología

De eso ha llovido mucho y la tecnología avanz, como entonces avanzó en aquella época, a pasos agigantados.

Los smartphones inteligentes son hoy verdaderos ordenadores portátiles, equipos con los que podemos desarrollar perfectamente nuestro trabajo desde cualquier parte del mundo.

La tecnología avanza, al igual que los precios. Mientras que antes un buen teléfono rondaba los 180, 200 ó 250 €, en los últimos años la generación Sony, Samsung y Cía, han mejorado tanto sus terminales, que el salto cualitativo se convirtió también en cuantitativo del orden de los 380 - 450 € por terminal.

En la actualidad, la irrupción del mercado chino, la competencia de empresas menores y la gran oferta que existe en el mercado, ha conseguido contener algo los precios diversificándolos en gamas, gama baja, media y alta.

No debemos engañarnos, a todos nos gusta tener un smartphone potente. Algunos por su trabajo operando con multitud de aplicaciones y recursos, otros por el denominado gaming, por los juegos y la fluidez que muchos terminales consiguen mantener. En otros supuestos, como es el caso de Huawei, por conseguir terminales con cámaras cuyas fotografías sencillamente son fascinantes.

Estos verdaderos ordenadores en miniatura no son baratos, ni siquiera contratando con las operadoras las tarifas más caras, por lo que, si queremos presumir de móvil, tendremos que rascarnos el bolsillo.

¿Te imaginas que te compras a plazos un smartphone de 900 € y te lo roban o se te cae en el váter?

Un teléfono que ronda los mil euros o los sobrepasa no es un lujo que te puedas permitir cada poco tiempo.

¿Hay un seguro para móviles caros de última generación?

Al igual que cualquier otro nicho de mercado, han surgido grupos aseguradores que han visto negocio asegurando terminales por diferentes riesgos.

¿Qué cubren?

Hoy en día, prácticamente, lo cubren todo. Sí, has leído bien, lo cubren casi todo:

- Robo o hurto del terminal: el robo es cuando te fuerzan a entregar el móvil violentamente o mediante intimidación, mientras que, el hurto es cuando te quitan el móvil sin que te des cuenta.

Si esto ocurre te ofrecen un presupuesto para comprar un móvil igual, y si ya ni se comercializa ese modelo, te dan la alternativa de entregarte un modelo similar.

- Derrame de líquidos: se te cae el móvil al váter, a la piscina, lo mojas de café, agua, zumos o cualquier otro líquido y deja de funcionar; la aseguradora lo envía a su servicio técnico y te lo devuelven arreglado.

- Daño accidental: se te cayó el móvil, se rompió la pantalla o le diste un golpe..., la aseguradora te lo envía al servicio técnico oficial y te lo devuelven arreglado.

Además, también te protegen la batería, la pantalla, fallos mecánicos y electrónicos, uso indebido, etc.

¿Hay límite de siniestros por año?

Esto es importante, puede haberlo. Es algo que tienes que tener en cuenta antes de contratar el seguro. Es frecuente que el comercio donde compres el móvil intente venderte un seguro para el mismo, pero, ojo, interesa que te entreguen las condiciones y coberturas antes y sondear las condiciones y precios de otras compañías en el mercado.

¿Cuánto cuesta todo esto?

Depende de la aseguradora donde pidas presupuesto. La prima irá también en función de las coberturas que quieras y del precio de tu terminal. Se pueden asegurar terminales con una horquilla de entre los 200 y los 2.000 €.

Las primas suelen oscillas entre los 9 y 20 € mensuales, dependiendo de con quien asegures. Toda una ganga si tenemos en cuenta que nos podemos quedar sin teléfono en un abrir y cerrar de ojos.

Nosotros te recomendamos esta aseguradora. Sin límite de siniestros por año. Puedes asegurar cualquier móvil o tablet sin límite de antigüedad de entre 200 y 2.000 €. Puedes asegurarlo a todo riesgo incluyendo el robo, y también incluyendo el hurto, por muy poco.

Publicar un comentario

0 Comentarios